• Nuestra
    Institución

    Nuestra institución

    Debe su nombre al tenor costarricense Manuel Salazar Zúñiga (3 de enero de 1887 – 6 de agosto de 1950) también conocido como Melico, y que, por su voz de oro, llegó a ser reconocido en el ámbito mundial, tanto en Europa, como en todo el continente americano. Cantó en el Metropolitan Opera en Nueva York, entre otros. Además cantó junto al célebre tenor italiano Enrico Caruso.

    1927

    La construcción se da el día 8 de febrero de 1927; para concluir con la inauguración el 7 de octubre de 1928 con la representación de la Compañía de Operetas de Esperanza Iris.

    1960

    En el año 1960 se le agrega una nueva galería, también se le incluye una nueva pantalla para cinemascope.

    1967

    Unos siete años después, en 1967, la madrugada del 23 de abril se da un incendio que destruye la sala.

    1970s

    A principios de la década de los setentas, el Ministerio de Cultura, Juventud, y Deportes, surge con la idea de comprar el teatro y renovarlo, lo cual logra alcanzar un tiempo mas tarde. 

    1980s

    En diciembre de 1981 se da una preinauguración del teatro, pero poco después se cierra el acceso al publico para terminar la restauración.

    La reinauguración se da el 6 de marzo de 1985; y el 7 de abril del año siguiente , el diario oficial del gobierno, "La Gaceta", anuncia la ley 7023 que le da al Teatro Melico Salazar la posición de "Institución cultural especializada" del Estado Costarricense.

    Director Ejecutivo

    Fernando Rodríguez Araya

    Dramaturgo, productor teatral y abogado, anteriormente Rodríguez fungió como director del Centro Costarricense de Producción Cinematográfica (CCPC), instancia en la que lideró, entre otros proyectos, el desarrollo del Fondo de Fomento para la Producción “El Fauno”; el programa de formación de públicos en el área audiovisual “Preámbulo”; la dirección de las últimas tres ediciones del Costa Rica Festival Internacional de Cine y el proceso de redacción del proyecto de Ley de Cine y Audiovisual. 

    Rodríguez cursó estudios en la Real Escuela Superior de Arte Dramático en Madrid, en la especialidad de Dirección Escénica. Además, se tituló como licenciado en Derecho por la Universidad de Costa Rica, con cursos de postgrado en Derecho Administrativo otorgados por la Universidad de Salamanca. 

    Desde 1990, Rodríguez ha participado como actor en montajes profesionales; dirigió su primer montaje en 1998. En forma simultánea, se desempeñó como funcionario público de carrera en el Instituto Nacional de Aprendizaje. 

     Desde el año 2000, se dedicó a la gestión cultural generando espacios y grupos independientes para el desarrollo de las artes escénicas. Con esos emprendimientos obtuvo varios fondos estatales y de cooperación como “Escena Viva”, “Escalante Teatral” y “Proartes”, mediante los cuales, realizó puestas en escena en espacios alternativos y estatales, en los que dirigió textos principalmente de autores contemporáneos españoles como José Sanchis Sinesterra y Juan Mayorga. 

     Desde el 2004 se dedica a la escritura dramática y tres de sus obras han sido puestas en escena bajo su propia dirección. Además, ha sido ganador en dos ocasiones del concurso de Dramaturgia Inédita del Teatro Nacional de Costa Rica, con sus obras “Alevosía” y “La Cruz”; ambas obras puestas en escena.

    Arquitectura

    Dedicatoria

    Acerca de nosotros

    Misión

    El Teatro Popular Melico Salazar es una institución del Ministerio de Cultura y Juventud especializada en el fomento y desarrollo integral las artes escénicas, que facilita el acercamiento de la población hacia las diversas manifestaciones artístico-culturales mediante la programación y producción de espectáculos, festivales de arte, talleres de formación en danza y teatro y financiamiento de proyectos puntuales.

    Visión

    Ser la institución que brinda una puerta de acceso a la cultura y al desarrollo de las artes escénicas mediante el establecimiento de una estructura orgánica apoyada en prácticas administrativas, operativas y tecnológicas de alta calidad y eficiencia.